Close
radiodermitis, dermatología, mediestetic

19

May

Tratamiento Preventivo de la Radiodermitis con Melatonina Tópica

La radioterapia (RT) es uno de los principales tratamientos utilizados en oncología para destruir las células tumorales. Es un tratamiento local, con el que únicamente se irradia la zona con células neoplásicas.

La piel es la primera barrera que defiende al organismo del exterior y cuando se expone a radiaciones ionizantes (RI) sufre alteraciones biológicas y moleculares que pueden llegar a  producir  radiodermitis.

Se considera radiodermitis al conjunto de lesiones cutáneas que aparecen tras la exposición de la piel a radiaciones ionizantes, bien con fines terapéuticos o de forma accidental

Podemos clasificar la radiodermitis de acuerdo al tiempo de presentación, en aguda o crónica, y a la severidad o grado de afectación, propuesta esta última por el Instituto de Cancerología de EEUU.

La radiodermitis aguda aparece durante el tratamiento de radioterapia o poco después de finalizar el tratamiento en un periodo de 90 días. Clínicamente se presenta con eritema y puede haber también edema, vesículas, descamación, erosión o hasta úlceras que tardan en cicatrizar y suelen dejar importantes secuelas. Además, los pacientes presentan dolor en grado variable y prurito

La radiodermitis crónica aparece a partir de los 6 meses de finalizar la radioterapia, incluso años después. Pueden aparecer cambios crónicos en la piel como alteraciones en la pigmentación, poiquilodermia, piel de naranja, teleangiectasias y cambios en la textura de la piel con pérdida de anejos cutáneos.

Es bien conocido que la respuesta biológica a las radiaciones comienza con la generación de las especies reactivas del oxígeno (ROS). Este exceso de radicales libres liberados  produce daños y cambios estructurales en la célula que muchas veces son irreversibles, y que conllevan, en la piel, a la aparición de radiodermitis.

La melatonina es una hormona secretada en la glándula pineal que  tiene, además de su papel hormonal, una potente función antioxidante capaz de secuestrar de manera eficiente los radicales libres. Es un compuesto altamente lipofílico por lo que penetra fácilmente a través de las membranas celulares, de forma que le permite  proteger eficazmente las estructuras intracelulares como enzimas, proteínas, lípidos, mitocondria y núcleo del daño ocasionado por el estrés oxidativo.

Existen estudios clínicos que demuestran que la aplicación tópica de melatonina tiene un efecto supresor del eritema inducido por radiaciones ultravioletas en humanos y que este efecto depende del momento de aplicación. Estos efectos protectores de la melatonina contra el daño producido por radiaciones UV tiene también un amplio soporte experimental .

Los efectos radioprotectores de la melatonina deben incluir también al daño cutáneo producido por  otras radiaciones ionizantes como las de la radioterapia ya que estas, al igual que las radiaciones ultravioleta, son  también radiaciones ionizantes y en ambas la patogénesis del daño es similar: la producción dosis dependiente de  radicales libres.

Debido a  dichas propiedades antioxidantes, el tratamiento tópico con melatonina es capaz de disminuir significativamente los mecanismos moleculares de inducción de estrés oxidativo,inflamación y apoptosis producidos en la piel expuesta a radiaciones ionizantes y prevenir de esta manera la radiodermitis.

Para el uso dermatológico es mejor usarla tópica que oral, ya que en la administración oral aparece en menores niveles en sangre debido a la degradación que sufre en el primer paso hepático, limitando el acceso a la piel. La aplicación tópica resuelve este problema. Además, la melatonina puede penetrar en el estrato córneo y construir ahí un depósito, que se va liberando poco a poco a la dermis y vasos sanguíneos, debido a su estructura química altamente lipofílica.  El efecto se limitaría solamente a la protección sobre la piel sin interferir en las acciones terapéuticas profundas de la radioterapia tal y como hemos podido observar en nuestra experiencia clínica, previniendo así la radiodermitis .

A pesar de que la melatonina es un fármaco autorizado por via oral tanto por la agencia europea, como por la agencia española del medicamento, se trata de un compuesto  bastante desconocido sobre todo en aplicación tópica.  Sin embargo, su gran efectividad y la ausencia de efectos secundarios, así como su facilidad de uso hacen que su empleo sea muy sencillo de llevar a cabo.

Por todo ello, la Dra Tresguerres usa una fórmula magistral con melatonina tópica para prevenir la radiodermitis en pacientes que van a ser sometidos a tratamiento con radioterapia, obteniendo fántásticos resultados. No revierte radiodermitis ya establecidas, sino que previene la aparición de la misma cuando se usa adecuadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *